Miércoles, 09 Agosto 2023 07:58

La dupla Llano, una fórmula exitosa en el baloncesto de la US

Los pívots Andrés e Ignacio Llano Abascal, además de ser hermanos, integran la familia del equipo masculino de baloncesto de la Universidad de Sevilla. Ellos, junto a su conjunto, consiguieron la medalla de bronce en el Campeonato Europeo Universitario de Baloncesto 2023.

A un lado de la pista destaca un chico aplomado, líder, atinado con los triples y con un gusto colorido por las zapatillas; mientras que, al otro costado lo hace el jugador más alto del equipo (2,01 metros), por su buena recogida de rebotes ofensivos, ímpetu, alegría y por sus cejas depiladas con personalidad. Ambos constituyen una dupla esencial para el conjunto más laureado de todos los tiempos de la US.

Iñaki, el más veterano del equipo, se unió a la plantilla en 2015, siendo el último componente en añadirse; pero con el tiempo, se ganó el respeto entre sus compañeros y el cuerpo técnico y, desde hace varios años, lleva el título de capitán. Por su parte, Andrés aterrizó en 2019, cuando comenzaba la carrera de Derecho, desde entonces se ha convertido en una ficha clave en los campeonatos autonómicos, nacionales e internacionales.

Además de ser compañeros de equipo en la US, los dos pertenecen a las filas del Club de Baloncesto Ciudad de Dos Hermanas y se iniciaron en este deporte con tan solo 7 años, inspirados en la influencia de su padre, Jesús Llano Ricote, quien era jugador profesional. No cabe duda de que el baloncesto es religión en la casa de los Llano Abascal, pues la madre es aficionada y Macarena, la hermana mayor de Iñaki y Andrés, también ha practicado esta disciplina.

Para Andrés, compartir equipo con Iñaki en el Campeonato Europeo ha sido una experiencia especial porque “viajamos juntos a un país diferente, con muchos amigos que tenemos en común y es algo que se disfruta mucho”. Una impresión similar tiene Iñaki, quien confiesa que está muy orgulloso de su hermano porque este ha vivido un año “muy duro”, a causa de una lesión de rodilla que no le ha permitido disfrutar a pleno del baloncesto, ya que “ha pasado por una operación y por meses de rehabilitación para poder estar con nosotros y finalmente, ha tenido el premio de conseguir formar parte del equipo a pesar de las dificultades. Me alegro mucho por él y por mí, porque me ha encantado verle divertirse con el baloncesto de nuevo y se lo merecía después de todo lo malo y todo lo que ha tenido que luchar”.

En una conversación exclusiva, Andrés e Iñaki nos cuentan algunos detalles sobre esta competición, el buen engranaje que ha tenido el equipo desde sus orígenes y otros aspectos sobre el presente y el futuro del equipo.

P. ¿Qué emociones deja la medalla de bronce conseguida en el Europeo de Baloncesto 2023?

- I: Por una parte, una gran satisfacción personal y colectiva, estoy muy orgulloso del trabajo que hemos realizado durante toda la competición, de cómo hemos afrontado todas las dificultades que han ido surgiendo en cada partido y, sobre todo, de haberlas superado como equipo. Por otra parte, me quedo con una espinita clavada por la derrota en semis contra la Universidad de Bolonia, partido en el que nuevamente supimos reponernos a las dificultades como equipo; pero que, en los instantes finales del partido, no conseguimos tener el acierto para llevarnos la victoria.

- A: Es un sentimiento agridulce. Obviamente, estoy muy feliz y orgulloso de representar a mi universidad y a mi país en un torneo a nivel europeo, y conseguir una medalla es algo increíble. Pero, pienso que lesiones difíciles como la de Federico Ristori, un jugador muy importante para la plantilla, o la mía nos han lastrado un poco. Si hubiésemos estado mejor físicamente y con más rodaje en la competición, podríamos haber jugado mejor el partido de semifinales; aun así, ha sido una de mis mejores experiencias vitales y me siento genial.

P. ¿Hay alguna anécdota de la expedición a Aveiro reseñable?

- I: Al igual que en todos los campeonatos, al juntarme con tantísimas grandes personas es muy difícil quedarse con un solo momento o una sola anécdota, aunque sí que es verdad que guardo un recuerdo especial y emotivo de dos momentos. El primero fue una charla al descanso del partido de semis de nuestro compañero José Alberto, más conocido como ‘Coino’, quien demostró su capacidad de liderazgo, fundamental para nosotros. Consiguió que todos creyéramos en la victoria. El segundo momento fue la emoción de un compañero, Alejando Fierro, al jugar su último partido con el equipo.

- A: Por supuesto que sí, hay muchas, pero me quedo con la charla que tuvimos por parte del staff técnico (Jonatan y Jesús Navarro), Jorge Thiriet y algunos jugadores (Iñaki, José Alberto Jiménez y Alejandro Fierro) al acabar el partido contra la universidad de Alemania, por el tercer y el cuarto puesto, en la que se nos dio las gracias y se reconoció el esfuerzo al equipo. Fue muy emotivo y gratificante escuchar a gente que aprecio, hablar del buen trabajo hecho durante el Campeonato.

P. ¿Cuál fue el momento más difícil de la competición?

- I: Sin lugar a duda, la derrota en semis ante un equipo con el que tenemos tanta rivalidad... Fue un partido realmente duro y difícil, en el que llegamos a tener todo en contra y, aun así, conseguimos llegar con muchas opciones al final del encuentro; pero no pudo ser. De todas formas, quiero destacar la capacidad de ser un equipo (de verdad) en momentos difíciles y de unirnos más que nunca para ser capaces de mentalizarnos que al día siguiente, teníamos una nueva oportunidad para llevarnos una medalla.

- A: Obviamente, cuando perdimos ante la Universidad de Bolonia, fue un momento muy duro porque estábamos preparados para intentar jugar esa final y fue un partido de muchos altibajos que acabamos perdiendo, aun teniendo muchas opciones que por desgracia no acabaron entrando; pero bueno, así es este deporte y nos supimos reponer de ese golpe, y quedar terceros ante una universidad como la de Alemania que, aunque le ganásemos el primer partido de 30 puntos, en el último encuentro, parecía un equipo totalmente diferente y fue un partido muy duro.

P. ¿Cuáles son las cualidades que más resaltas de tu hermano como jugador?

- I: Además de las evidentes, que son su talento y su físico, lo que más resalto de mi hermano es que es un grandísimo compañero y que tiene buena actitud tanto cuando está en la pista como cuando está en el banquillo, está siempre animando, pase lo que pase, sean momentos buenos o malos, siempre vas a poder contar con él.

- A: Yo resaltaría que es un jugador muy luchador, a pesar de no ser muy alto para su posición, es un gran tirador que, si tiene un buen día, está enchufado. Además, es un excelente reboteador ofensivo con una gran pasión por este deporte.

P. ¿Cómo asumen tus familiares el hecho de que sus dos hijos jueguen en la US?

- I: Para ellos, es un orgullo ver cómo sus dos hijos defienden al equipo de la US y consiguen, año tras año, nuevos logros.

- A: Mis padres están encantados, a los dos les gusta el baloncesto y se ven los partidos juntos. De hecho, nos escribían para preguntarnos qué tal íbamos, cómo nos encontrábamos y nos felicitaban a ambos por las victorias; así que, genial.

P. ¿Qué se siente levantar un título junto a tu hermano?

- I: Es algo realmente emocionante, y aunque nosotros compartimos equipo con otra pareja de hermanos, no creo que haya muchos hermanos que puedan vivir logros así, es algo muy especial.

- A: Es algo maravilloso. Acabar el partido con una medalla de bronce y abrazar a tu hermano después del partido, sabiendo que luego vais a levantar el trofeo juntos, me hizo sentir muy feliz.

P. Hemos escuchado que, como equipo, consideráis que sois una familia, ¿qué aspectos piensas que deben estar presentes para alcanzar ese grado de intimidad y complicidad?

­- I: Es nuestra seña de identidad, a mí, me la inculcaron cuando llegué al equipo y siento que mi labor como capitán es transmitirla a los que llegan.

El equipo está lleno de grandes personas que hacen que esta unión sea muy fácil de conseguir, y es lo que buscamos: ser una gran familia, en la que hacemos todo juntos, nos preocupamos los unos por los otros y seríamos capaces de hacer todo, tanto dentro como fuera de la pista, por nuestros compañeros.

- A: Estamos durante parte del año entrenando en la US, algunos entrenamos juntos en nuestros respectivos clubes y quedamos para cenar, tomar algo...  Nos llevamos muy bien entre nosotros y allí (en Aveiro), además de haber estado en la pista, estuvimos todo el día juntos de convivencia. Tenemos mucha confianza el uno en el otro y cuando algo va mal en el partido, salimos todos como equipo. Al final, creo que lo que hace que la US gane respecto a otras universidades en España es eso, la confianza que tenemos entre nosotros que luego se refleja jugando en la pista.

P. ¿Qué factores piensas que han sido la clave para el éxito de este equipo?

- I: Esta unión familiar que he mencionado anteriormente. Este equipo a pesar de tener grandes talentos individuales no sería capaz de conseguir todo lo que ha conseguido, si cada uno hiciera la guerra por su cuenta. Somos imparables cuando todos juntos vamos a por el mismo objetivo.

- A: El trabajo de defensa, creo que hemos defendido muy bien y jugamos en equipo con una buena dirección de nuestros entrenadores. No se puede negar que, claramente, tenemos jugadores de gran nivel como Álvaro Herrera, José Alberto Jiménez, Sergio Cecilia, Andrés Tejada y una larga lista de compañeros, son muy valiosos para sus clubes y para este conjunto.

P. ¿Qué crees que le depara al equipo de la US?

- I: Este equipo no tiene límites, mientras lo sigan formando personas que continúen transmitiendo estos valores. A este conjunto siempre le depararán éxitos y alegrías.

- A: Yo creo que vienen años muy buenos, con generaciones que van a dar continuidad al nivel que ya se tiene o incluso, lo subirán. Hay equipo de la US para rato.

Al finalizar esta entrevista, Iñaki indicó que, si algún día no está en el equipo, un buen sucesor suyo podría ser su compañero y amigo Andrés Tejada, a quien describe como “un líder dentro y fuera de la pista y una gran persona que lleva varios años empapándose de estos valores, estoy convencido de que sería un grandísimo capitán”.

Visto 400 veces

Este sitio utiliza exclusivamente cookies funcionales imprescindibles para el funcionamiento de la web. No se utilizan cookies de terceros Ver políticas de privacidad