Recomendaciones generales ante la pandemia por SARS-CoV-2

Los coronavirus son una amplia familia de virus que circulan entre algunos animales y que en determinadas ocasiones afectan también a seres humanos, habitualmente con síntomas leves. El coronavirus SARS-CoV-2 fue identificado por primera vez a finales del año 2019 en China, y es causante de una infección respiratoria que cursa en la mayoría de los casos con síntomas leves, aunque es necesario tomar medidas para asegurar el bienestar de los grupos más vulnerables:

  • Los mayores de 60 años.
  • Las personas con enfermedades crónicas (diabetes, inmunodeficiencias, etc).
  • Las personas con enfermedades cardíacas y/o respiratorias
  • Las mujeres embarazadas.

 ¿Cómo se transmite?

Este virus se transmite por contacto estrecho con las secreciones respiratorias que se generan con la tos o el estornudo de una persona enferma, cuando estas contactan con tu nariz, tus ojos o tu boca. A día de hoy, la transmisión por el aire a distancias mayores de 2 metros parece ser poco probable.

¿Qué síntomas se producen?

En la gran mayoría de las personas este virus no produce síntomas, o produce síntomas leves, entre los que se encuentran:

  1. Fiebre.
  2. Tos.
  3. Sensación de falta de aire.
  4. También se pueden presentar síntomas digestivos: diarrea y dolor abdominal.

¿Cómo protegerte?

Lo más importante es tomar medidas de higiene individual, entre las que destacan: 

  1. Lavarse las manos frecuentemente. Puedes aprender a lavarte bien las manos en el siguiente video: 
  2. Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca.
  3. Al toser o estornudar, cúbrete la boca y la nariz con el codo flexionado o utilizando un pañuelo desechable.
  4. Si tienes que salir del domicilio por causas de fuerza mayor (realizar la compra, pasear animales domésticos, acudir a la farmacia, etc), toma las siguientes precauciones: 
  • Antes de salir, retira todos los objetos de tus manos y antebrazos como anillos, pulseras, relojes, etc. Utiliza ropa de mangas largas que cubran tu piel hasta las manos, y utiliza un calzado que sea sencillo de poner y de retirar. En caso de tener el cabello largo, recógelo. Finalmente, deja en la entrada del domicilio un recipiente donde dejar tus objetos personales al regresar, y un pequeño barreño con una dilución de agua y lejía para limpiar el calzado.
  • Una vez en fuera del domicilio, guarda una distancia de seguridad de 2 metros con el resto de las personas, no te toques la cara con las manos en ningún momento, y utiliza gel desinfectante para limpiar tus manos después de tocar cualquier superficie. Procura evitar el uso del transporte público, y pagar en los diferentes establecimientos con tarjeta bancaria en vez de dinero en efectivo.
  • Una vez regreses al domicilio, deposita tu calzado en el barreño con agua y lejía y deposita tus pertenencias (llaves, monedero, móvil, etc) en el recipiente que dejaste previamente. Deposita tu ropa sin sacudirla en una bolsa hermética para lavarla a 60-90º, y después lávate las manos. Posteriormente, desinfecta los artículos que traes de la calle, así como las pertenencias que dejaste en el recipiente de la entrada, utilizando un paño humedecido con agua y lejía. Asimismo, desinfecta con agua y lejía todas las superficies con las que hayas estado en contacto desde tu regreso (puertas, encimeras, suelo, etc) y, finalmente, vuelve a lavarte bien las manos.

 ¿Qué hacer si presentas síntomas?

Si presentas síntomas respiratorios (tos, fiebre, malestar) es importante mantener la calma. No debes acudir a un centro sanitario, sino quedarte en casa y autoaislarte atendiendo a las siguientes medidas:

  1. Quédate en una habitación de uso individual con ventana, manteniendo la puerta cerrada y, si es posible, con baño individual. Si no es posible, guarda una distancia de seguridad de 2 metros con el resto de los convivientes y extrema las medidas de higiene, especialmente en las zonas comunes, donde deberás llevar mascarilla y realizar frecuentemente una limpieza con agua y lejía.
  2. Asegúrate de que en casa todos conocen cómo hacer un correcto lavado de manos.
  3. Mantente comunicado con tus seres queridos a través de un teléfono.
  4. Contacta con Salud Responde al 900 400 061 o al 955 545 060 (teléfonos válidos para Andalucía) para informar de tu situación, y recibir posibles indicaciones adicionales.
  5. En caso de encontrarte con dificultad para respirar o presentar síntomas de más gravedad, llama al 112.
  6. Usa paracetamol para controlar la fiebre; también puedes utilizar paños húmedos en la frente o tomar una ducha templada. Bebe abundante agua, y descansa, pero moviéndote por la habitación de vez en cuando.
  7. Informa a tus convivientes de que tienen que aplicar las recomendaciones para el aislamiento domiciliario. Ninguno debe salir a la calle, salvo necesidad de asistencia sanitaria.
  8. Se recomienda mantener el aislamiento durante 14 días desde el inicio de los síntomas, siempre que estos hayan desaparecido tras este periodo. El seguimiento y el alta serán supervisados por el médico de Atención Primaria, o según las indicaciones de Salud Responde.

 

Este sitio utiliza exclusivamente cookies funcionales imprescindibles para el funcionamiento de la web. No se utilizan cookies de terceros Ver políticas de privacidad