Juego limpio, deportividad, diversión... términos que definen los Campeonatos Universitarios. Cada año, coincidiendo con el inicio de las competiciones, se celebra el acto de inauguración de los Campeonatos Universitarios, donde se da la bienvenida a los deportistas y se realiza la lectura del décalogo del Juego limpio:

1. Juega limpio.
 El deporte es una suma de valores positivos. Colabora con nosotros a engrandecerlo con tu aportación personal: simplemente, Juega Limpio, no te engañes.
2. Respeta al contrario: también tú eres el contrario.
La antigua máxima de que no desees para los demás aquello que descartarías para ti, cobra en el deporte un vigor más nítido.
3. Entiende las reglas como fundamento de la igualdad.
La norma nace con un fin igualitario y para legitimar el deporte. No olvides que también tú, por el mero hecho de jugar, has admitido, de buen grado, implícitamente, respetar todas las reglas del juego.
4. Asume la Deportividad como el fin en que se sustenta el juego
El fin más elemental en el deporte no es otro que el de jugar. Suprimiendo, por lo tanto, actitudes hostiles, la persecución incesante de la victoria como un fin que se justifique con unos medios antagónicos de la educación y de los valores más distinguidos.
5. Entiende las instalaciones como patrimonio común.
No puede existir el deporte cualificado sin unas infraestructuras acordes a esas pretensiones modélicas. Esas instalaciones deben señalarse, además, como punto de encuentro y como recurso deportivo común de todos.
6. También vence quien sabe perder.
Uno de los alicientes del juego es la victoria, pero ésta, no siempre te sonríe. No encajes la derrota como una contingencia, ni como una casualidad, ni como una fatalidad. Es un elemento que se complementa con la victoria.
7. Formación integral
Los valores adquiridos en la práctica deportiva respetuosa se afianzan, paso a paso, en el camino vital propio y participa activamente en la educación personal.
8. El juego limpio honra a quien lo asume.
El ennoblecimiento del deportista es una de las aspiraciones sociales del juego limpio, y debe ser una consecuencia a alcanzar de manera inmediata.
9. Juega con todos, sin discriminación ni prejuicio.
Destierra cualquier atisbo de discriminación de cualquier índole. El deporte libera, no lo reduzcas a un hábito rutinario. El deporte limpio es un idioma universal, sin restricciones.
10. El deporte colabora a crear una sociedad mejor.
El deporte es sinónimo de paz, de concordia; se emparenta con la salud; es símbolo de igualdad; trabaja incansablemente en la búsqueda de acuerdos, de coincidencias y del fiel respeto mutuo.


Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario y gestionar las cuentas. Ver políticas de privacidad